Si nos ayudamos a nosotros mismos, ayudamos al planeta

Nuestro cuerpo es nuestra principal creación

Nuestro cuerpo es el vehículo que hemos creado para expresarnos en el mundo físico. Es como una pieza de arcilla semiformada que se moldea a sí misma para mostrar las estructuras de energía que se mueven a través suyo. El cuerpo es nuestro principal mecanismo de retroalimentación, que nos puede demostrar lo que funciona y lo que no en relación con nuestras maneras de pensar, de expresarnos y de vivir. En tanto vivimos más plena y libremente nuestra verdad, nuestro cuerpo se vuelve más sano, más fuerte y más hermoso.

Mi cuerpo expresa hermosamente quién soy

Anuncios

Nuestro propio camino especial

Cuando, en lugar de seguir nuestro propio conocimiento intuitivo, seguimos la conducta que hemos observado en otros o intentamos seguir las reglas y reglamentos impuestos por otros, nos movemos en direcciones contrarias a nuestro propio flujo natural. No estamos diciendo ni haciendo lo que realmente sentimos. Hemos dejado de escuchar las señales de nuestro cuerpo sobre la comida, el descanso, el amor. En la medida en que aprendemos a prestar atención, comenzamos a ver la diferencia entre los viejos mensajes de los otros y nuestras propias señales naturales. Cuanto más nos escuchamos y confiamos en nosotros mismos, tanto más nuestro propio camino especial se abre mágicamente ante nosotros.

Hoy sigo mi propio camino

Pide las imágenes del hombre y la mujer

Ponte en una posición cómoda, cierra los ojos, relaja el cuerpo. Ahora, trae a tu mente una imagen que representa a tu mujer interior. Échale una mirada y obtén una sensación o un sentimiento de lo que representa para ti. Pregúntale si tiene algo que le gustaría decirte y/o hazle cualquier pregunta que puedas tener. Una vez que te has permitido recibir su comunicación, respira profundamente y quítala de tu mente. Regresa a un lugar silencioso y tranquilo. Sigue el mismo proceso con el hombre. Luego pide a las imágenes de ambos que lleguen a ti. Ve cómo se relacionan el uno con el otro. Pregúntales si tienen algo que les gustaría comunicarse entre sí o comunicarte a ti. Luego, una vez más, respira profundamente y aleja ambas imágenes de tu mente. Regresa a un lugar silencioso y tranquilo.

Estoy en contacto con mi hombre y con mi mujer interior

El nacimiento del hombre nuevo

Creo que el hombre nuevo ha nacido realmente en nuestra conciencia en los últimos años. Antes de eso, teníamos poca experiencia de la verdadera energía masculina. Nuestro único concepto del hombre era el “viejo hombre”, una energía completamente divorciada de la femenina. El nacimiento del hombre nuevo es sinónimo del nacimiento de la nueva era. Se construye dentro de nosotros un mundo nuevo y se refleja a nuestro alrededor cuando el hombre nuevo (la forma) emerge en toda su gloria del poder femenino (el espíritu)

Mi hombre interior se fortalece cada día

Los amantes que están destinados a serlo

El poder de la energía femenina va en aumento en nuestro mundo. Cuando emerge en nuestro interior, y la reconocemos y nos sometemos a ella, se transforma el viejo hombre controlador que tenemos dentro.
El re-aparece, nace a través de la mujer como un “hombre nuevo”, el hombre poderoso que hace todo por su confianza y su amor por ella. Crece hasta ser su igual en poder, de modo que puedan ser los amantes que están destinados a ser.

Mis energías masculina y femenina se unen como amantes

Pregúntale a tu voz femenina que es lo que quiere

Cierra los ojos y ponte en contacto con tu voz femenina, intuitiva, y pregúntale qué quiere. ¿Hay algún regalo que desee, o algo que quiere decir o hacer? Cuando hayas recibido su comunicación, ve a tu hombre nuevo apoyando sus deseos. Velo emprendiendo cualquier acción que sea necesaria para satisfacer las necesidades y deseos de ella. Cuando abras los ojos, haz todo lo posible por seguir aquello que tu mujer quiere que hagas.

Mi energía masculina apoya y actúa según los deseos de mi mujer interior

Nuestra mujer interior nos guiará perfectamente

Si no prestamos atención consciente a nuestra mujer interior (energía femenina) durante la vigilia, intentará alcanzarnos a través de nuestros sueños, nuestras emociones, y nuestro cuerpo físico. Ella es la fuente de la sabiduría superior dentro de nosotros, y si aprendemos a escucharla cuidadosamente, momento a momento, nos guiará perfectamente.